Notas con la etiqueta ‘SOCIEDADES’

SOCIEDADES MONOTRIBUTISTAS

La constitución de una sociedad bajo el régimen de monotributo, es aceptado por la AFIP. Cabe destacar que de los tipos sociales previstos en la ley 19.550, unicamente pueden conformarse bajo éste encuadre fiscal las sociedades de hecho y comerciales irregulares.

¿Que es una “sociedad irregular”?

Las sociedades irregulares, son aquellas sociedades en que el acto de constitución no se haya hecho constar en instrumento escrito, o que contando con documento escrito, carece de algunas de las formalidades exigidas por la ley 19.550 o bien, no haya sido inscrita en el Registro Publico de Comercio.

Por su parte, la sociedad de hecho es definida como la que surge de un acuerdo entre dos o más personas que se obligan a aportar dinero, trabajo u otro tipo de bienes para explotar una actividad comercial, con el ánimo de repartir las utilidades entre sí. Como no se constituyen legalmente no son personas jurídicas así que los derechos y obligaciones contraídos se consideran a cargo o a favor de los socios.

Esto significa que, mientras en las primeras existe la intención de funcionar jurídicamente como sociedad pero la documentación y los procedimientos están incompletos, en la segunda es una “simple unión de voluntades”.

¿A partir de que categoría de monotributo puede funcionar una sociedad monotributista?

Los socios integrantes de la sociedad, sólo podrán categorizarse a partir de la Categoría D, en adelante.

Los socios, según en la categoría que se encuentren, deberán abonar el importe correspondiente a la categoría en la que se encuentran inscriptos.

Además, cada uno de los socios deberá pagar un 20% más del importe correspondiente a la categoría.

Es decir que cada uno de los socios deberá pagar:

importe correspondiente a su categoria de monotributo + 20 %

Cabe destacar que la sociedad monotributista podrá integrarse con un máximo de 3 socios.

Tucontadorenlinea@live.com.ar / 156-308-5394

MONOTRIBUTO: SE INCREMENTA $ 77

Según la resolución publicada el día de hoy, a partir de Julio lo que aumenta son los dos componentes fijos del régimen simplificado: el aporte jubilatorio que pasa de 110 a 157 pesos y el de salud, de 70 a 100 pesos, mientras que el componente impositivo no se modifica.
Como quedan conformadas las categorias a partir de Julio 2012

¿Qué tipo de sociedad me conviene?

¿cuál es el mejor tipo de sociedad?
La respuesta variará dependiendo de diferentes aspectos: cuántos socios serán, de qué negocio se trata, qué capital se dispone para invertir, qué tipo de riesgos económicos implica el negocio, quiénes ejecutarán las decisiones de los socios, gastos de constitución, etc.

Los tres tipos sociales más comunes son la Sociedad de Hecho (S.H.), la Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.) y la Sociedad Anónima (S.A.).

La Sociedad de Hecho se caracteriza por no tener instrumento constitutivo. Es decir no es necesario firmar un contrato para formar una S.H. Los socios deciden libremente las características de la sociedad que conforman pero la inexistencia de contrato hace imposible determinar frente a terceros ciertos aspectos importantes, por lo que en una S.H. se entiende que cualquiera de los socios es responsable en la misma proporción que los demás por el accionar de la sociedad. Asimismo, cualquier socio por su calidad de tal obliga a la sociedad con sus actos y responde por las obligaciones de la sociedad con todo su patrimonio.
Este tipo de sociedad es ideal para emprendimientos pequeños, que involucran bajo riesgo y en el cual los socios están dispuestos a invertir una suma moderada de dinero.

La Sociedad de Responsabilidad Limitada se constituye a través de un contrato social en el que se detallan todas las características de la sociedad, de acuerdo con las pautas que da la Ley de Sociedades. Esto es: el nombre, la duración (generalmente de menor plazo que las sociedades anónimas), el objeto (actividad), el capital social (dinero integrado por los socios al momento de formar la sociedad), quiénes estarán a cargo de la administración, qué día del año cierra su ejercicio económico, qué ocurre si algún socio quiere dejar de serlo, o si fallece o bien si los socios deciden dar por terminada la sociedad.
El capital social se divide en cuotas, y cada socio con su aporte adquiere determinada cantidad de cuotas. El número de cuotas que cada socio tiene y que va ligado, como dijimos, a la cantidad de dinero aportado a la sociedad, es determinante a la hora de tomar decisiones y de saber qué grado de responsabilidad patrimonial tiene.
Las decisiones se toman en las reuniones de socios, que deben quedar documentadas en un libro llamado Libro de Actas y los ejecutores de dichas decisiones son los llamados Gerentes, que pueden ser algunos de los socios o terceros designados.
La S.R.L. es recomendable cuando se trata de pocos socios en un proyecto en el cual, si bien el aporte de capital puede no ser muy grande, se desea salvaguardar el patrimonio personal de cada socio respondiendo la sociedad según el aporte efectuado.

La Sociedad Anónima tiene algunas similitudes con la S.R.L. Al igual que ella, se constituye a través de un contrato social, llamado en este caso “estatuto”, en el que están plasmados todos los rasgos de la sociedad.

El capital social en este caso se divide en acciones, con la característica de que pueden existir diferentes tipos de acciones que representan mayor o menor cantidad de votos al momento de tomar decisiones. Como en la S.R.L., cada accionista tiene responsabilidad limitada a la cantidad de acciones que posee y a las características de estas.

Existen tres órganos bien diferenciados, cada uno con su función.
El órgano de gobierno es la Asamblea, es decir las reuniones de accionistas donde se decide el rumbo de la sociedad.

El órgano de administración es el Directorio. Ellos se ocupan de ejecutar las acciones necesarias para la consecución del objeto social. Los miembros del Directorio permanecen en sus cargos durante 3 ejercicios como máximo y de entre ellos se elige al Presidente quien es el representante legal de la sociedad.

El Consejo de Vigilancia es el tercer órgano y está encargado de fiscalizar la gestión del Directorio, entre otras cosas.

Nótese la similitud que existe, en relación a las funciones y controles, entre los tres órganos de una Sociedad Anónima y los tres poderes de una Nación (Legislativo, Ejecutivo y Judicial).

La S.A. es un tipo social que admite gran cantidad de socios y negocios complejos, por ello tiene muchos más requisitos que las demás sociedades y resulta más onerosa su constitución.

Tanto la S.R.L. como la S.A. para poder funcionar como tales deben estar inscriptas en el Registro Público de Comercio, que en la Capital Federal depende de la Inspección General de Justicia y en la provincia de Buenos Aires de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas, por citar dos ejemplos.

La inscripción tiene como efecto que la sociedad “exista” para los terceros y a la vez permite que el Estado controle si se cumplen los recaudos de la Ley de Sociedades.